Fancy y la Vorágine de las Redes Sociales

El sharing se ha convertido en una actividad tan lucrativa que ha inspirado a que exista en el mercado una nueva red social. Ésta no salió de Silicon Valley, sino de la gran manzana, Nueva York es su hogar y su creador es Joseph Einhorn. Fancy, es la nueva plataforma principalmente impulsada por el cada vez más apreciable UGC (User Generated Content) que ha dado vida y fuerza a prácticamente todas las redes sociales. Caso de éxito; Facebook y Twitter, para obviar los resultados.

The Fancy, como marca su url es una red social que es una tienda, blog, revista y lista de deseos (wishlist), al menos así se describen ellos mismos, donde la participación de la gente y el involucramiento de ésta con sus amistades da créditos y hasta dinero que podrán intercambiar por productos de su interés. También el uso y la capacidad de curaduría de los usuarios, los hacen meritorios de títulos como “editor” o “director de arte”.

Si hacemos un análisis veloz y genérico, este esfuerzo es muy similar a Pinterest. El usuario sigue a otros usuarios que tienen gustos similares, y en su navegación diaria por la web puede dar un “fancy” a lo que le gusta y así ir coleccionando contenido, compartiendo intereses y de vez en cuando recibir ofertas de productos que las marcas impulsan por ahí. He aquí un punto importante, las marcas se pueden sumar a la venta de productos “cool” de manera que el usuario no siente la imposición de ventas, sino que la oportunidad de encontrar productos de calidad a buenos precios y adquirirlos sin salir de la página.

Esta red social tiene un grupo de socios e inversionistas interesante, que va de varios emprendedores, banqueros y probados creadores de redes sociales como lo son Jack Dorsey de Twitter y el co-fundador de Facebook, Chris Hughes. 

La vorágine del contenido describe sus mejores resultados en la forma en que la gente lo comparte por sentirse identificado con éste, pero mejor aun, y mucho más últimamente, en el contenido generado por el propio usuario, aquí pues la oportunidad para estos desarrollos, así como sus resultados y buena aceptación. Habrá que estar atentos a la forma en que Fancy crece sus usuarios y la participación de éstos en su plataforma y entonces entender si el proyecto merece un nuevo login y registro, así como el tiempo para consultar, de parte de los usuarios, una nueva red social. Armados están, y cuentan con aplicación para iPhone, iPad y Android, así como plug in para el navegador Chrome que facilita la forma de compartir y consultar los post en Fancy, ahí las facilidades, y su estrategia de conjuntar la curaduría de contenido con el ofrecimiento comercial de las marcas… veremos su aceptación.