Sé el curador de tu vida con Facebook Timeline

Desde la perspectiva platónica, el tiempo es el contenedor en donde vertimos los eventos y sucesos de nuestro día a día, pero este contenedor existe al mismo tiempo, independiente de todo aquello que decidamos depositar en él. Sin embargo, nuestra percepción del tiempo sigue siendo aquella que va acompañada de las cosas que hacemos y deformamos para hacer que nuestra vida parezca más grande, más interesante, o más satisfactoria. 

En diciembre del año pasado, Facebook lanzó con espíritu platónico su última actualización denominada Timeline, la propuesta de Mark Zuckerberg a como debemos construir el tiempo (y nuestras vidas) en las redes sociales. Con este cambio, Facebook deja de ser un espacio sin memoria, en donde las fotos, pensamientos, actividades y eventos pasan sólo como una lista efímera de información publicada en un Muro. El nuevo perfil de Facebook nos permite construir y personalizar nuestro paso por el tiempo.

Varios son los cambios que se han hecho al perfil de Facebook. Timeline coloca todo, absolutamente todo lo que haz hecho en Facebook en un “álbum de recuerdos” online que captura desde el día que te uniste hasta la actualidad a través de su herramienta denominada Activity Log. Todo aparece en un orden cronológico inverso, manteniendo la actividad más reciente en la cima de la página, y conforme desciendes observas los sucesos que Facebook considera más relevantes hasta llegar al día en que abriste tu cuenta y tu fecha de nacimiento. Puedes decidir quién accesa a tus posts, cambiar la fecha  de algún evento y hacer click en la función de Estrella para dar prioridad a la aparición de algún contenido.

También, con el nuevo perfil puedes utilizar diversas aplicaciones nuevas que te permitirán ordenar y clasificar de manera más fácil tus recomendaciones de música, cine, comida, y otros sitios de interés. 

Pero, ¿qué es lo realmente innovador en el Timeline de Facebook? Desde hace mucho tiempo, Facebook se ha convertido en nuestra “cara” para el mundo. A través de Facebook mantenemos contacto con amigos, observamos sus actividades, mostramos las nuestras y aunque resulte extraño, muchas veces es la única forma en la que existimos para las personas que nos rodean. A través de Facebook compartimos y contamos nuestra historia. Este aspecto se mantiene, pero aparentemente el nuevo Timeline refuerza la necesidad humana de mostrar al mundo lo bien que “lo hemos hecho”, lo grande de nuestras vidas y lo necesario que es mantener la memoria. Con el nuevo Facebook podemos revisar nuestra vida y todos los sucesos que la han marcado, ver hacia atrás de una forma ordenada y subrayar los mejores momentos. Con Timeline somos los curadores de nuestro propio Museo. 

El esfuerzo de Facebook, en un sentido pragmático, ha sido uno más de imagen con tintes existenciales que de orden paradigmático, pues todas esas cosas del pasado que ahora podemos navegar ya están hechas, pero la capacidad de curar tu vida le da un punto más a la red social, a pesar de que este proceso puede ser tardado y debe de ser hecho con cautela, ya que ahora acceder a la información del pasado es más sencillo para aquellos “amigos”, parejas, y personas interesadas en lo ajeno. 

A pesar de no ser una idea completamente innovadora, puesto que redes como Twitter ya habían utilizado el concepto de Timeline para definir el paso del tiempo en las redes, Facebook da un paso más allá y nos propone una especie de anuario editable y perfeccionable de cómo queremos que nuestra vida aparezca en linea. Volviendo a la idea de inicio de este artículo, Facebook es el contenedor donde ahora podemos medir nuestro tiempo, nuestra vida, y nuestros éxitos. 

 

 

http://www.facebook.com/about/timeline